29.7.08

siempre nos quedará lugar para una primera vez


A las puertas de la treintena sé que ya nunca podré vivir ciertas cosas contigo.

La inocencia, la inconsciencia, la inexperiencia... ya no son para nosotros. No podremos descubrir la vida juntos porque ya la habremos saboreado por separado; no podremos crecer de la mano porque hace años que yo ya lo estoy haciendo por mi cuenta y espero que tú, a pesar de no saber todavía quién eres, lo habrás hecho por tu lado...

Lo bueno de la situación es que ya no nos tendremos que aguantar las tonterías de la inmadurez; lo malo, que nunca podré acariciar tu rostro de niño y t
ú nunca podrás saborear mi cuerpo de adolescente.

Aún así, siempre nos quedará lugar para una primera vez. Y es que ni siquiera el tiempo tiene poder suficiente para quitarnos el privilegio de que nos enamoremos el uno del otro. Y eso sí que me gustaría que nos pasara por vez primera, a los dos.


4 comentarios:

Oscar Ibars Gaseni dijo...

Precioso !! Me ha gustado mucho. Ahora si que queda una semana.

Iria dijo...

M'ha encantat llegir-te. Crec que el misteri de l'amor en parella està en l'equilibri entre les primeres vegades (primer fill, primeres vacances en família, primer crisi) i les enèssimes vegades junts( mil sopars al sopar, passejos repetits...) És la fórmula entre la sorpresa i el compromís...
Qué bé que escrius... Vols escriure una columna a la web o al butlletí??

minimono dijo...

Chapeau, tia. Estic totalment d'acord amb tu, pero tu ho expresses molt millor :)

mnk dijo...

m'uneixo als elogis, peque. ta to uapo aquest post